Denuncian presión contra Hermoso por beso de Rubiales

0

Un hermano y una amiga de Jenni Hermoso confirmaron presiones que gente de la RFEF hizo contra la jugadora española.


Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 14 segundos

El caso “Rubiales” sigue dando de qué hablar, ahora el juez Francisco de Jorge, instructor de la Audiencia Nacional, comenzó la ronda de interrogatorios de los testigos citados en la investigación sobre el beso que Luis Rubiales, expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), dio a Jennifer Hermoso tras la final del Mundial, así como sobre las supuestas coacciones desplegadas a continuación en contra de la jugadora.

Entre los testigos para el caso que fueron llamados encontraban un hermano y una amiga de la deportista, quienes insistieron al magistrado que el beso no fue consentido y que, en las horas y días posteriores, se sucedieron presiones para que la jugadora saliera en público a defender a Rubiales.

Las citas para declarar en la Audiencia Nacional sobre este caso continuarán con la comparecencia de cuatro altos cargos de la RFEF, quienes se vieron involucrados en los hechos, los llamados son el director de Marketing de la RFEF, Rubén Rivera; el director de la Selección masculina, Albert Luque; la jefa de prensa de la Selección femenina, Patricia Pérez, y el exdirector de Integridad, Miguel García Caba, quien fue despedido de su cargo por la Federación el pasado viernes.

Cabe destacar que Rubén Rivera y Albert Luque, fueron señalados por las jugadoras de la Selección por haber acudido al viaje a Ibiza como supuesta medida de presión a Jenni Hermoso en plena polémica por el beso, en tanto Miguel García Caba y Patricia Pérez, están vinculados, ya que la jefa de prensa de la Selección femenina, según una información de Relevo, habría declarado ante el departamento de Integridad, sintiéndose presionada por el círculo de Rubiales.

Las citaciones del caso llegan luego de las declaraciones de Rubiales ante el juez De Jorge, quien le impusiera una orden de alejamiento de 200 metros respecto a la víctima, con la que también tiene prohibido comunicarse por cualquier medio durante la instrucción de la causa.

Recordemos que, en su declaración, Rubiales negó que el beso a Hermoso se produjese sin el consentimiento de la jugadora española, además declinó que él y otros altos cargos de la Federación ejercieran presión sobre Hermoso y su círculo más íntimo.

Deja una respuesta