La plataforma de streaming más visitada en el mundo es Youtube, es, además, la web más visitada, sólo por detrás de Google. Su éxito, sin duda, es resultado del trabajo de los creadores de contenido que lo alimentan día a día.

Y es que, sin los creadores de contenido, y la publicidad que en sus videos se alberga, no sería nada, pero, aunque cada día crecen los creadores, pocos saben cuánto se gana y cómo es el proceso.

Las ganancias en Youtube depende de diversos factores, como el idioma, tipo de contenido, porque no es lo mismo contenido, informativo, que de negocios o infantil.

En 2020 Youtube limitó sus procesos de monetización y aunque los creadores tienen sus formas externas de obtener ingresos una que da la plataforma es la de pago por streamings, pero con la reforma del año pasado para poder monetizar  es necesario tener al menos 1.000 subscriptores y 4.000 horas de visualización en total de tus vídeos.

Cuando cubres los requisitos puedes ser parte del programa de Partners, donde se gana dinero con anuncios y suscripciones. El tipo de anuncios los elige también el creador, como anuncios que se vean al principio del vídeo, banners que pueden quitarse, anuncios en medio del vídeo, etc. Para obtener un primer pago hay que obtener al menos 100 dólares o euros, pudiendo recibirlos por transferencia o cheque.

Las conversiones de Youtube van de la siguiente forma cada mil reproducciones generan entre 4 y 34 dólares, 100 mil promedian entre 500 y 2500 dólares y 1 millón de reproducciones podría arrojar desde 2 mil y hasta 40 mil dólares, dependiendo del canal, duración, contenido, interacción y más.

Y por si todos los requerimientos de Youtube cada día son más exigente ahora la plataforma está haciendo llegar a sus media partners el siguiente mensaje:

“Nos comunicamos con nosotros porque Google deberá deducir los impuestos estadounidenses de los pagos a los creadores fuera de los EE. UU. A finales de este año (ya en junio de 2021). Durante las próximas semanas, le solicitaremos que envíe su información fiscal en AdSense para determinar la cantidad correcta de impuestos que debe deducir, si corresponde. Si su información fiscal no se proporciona antes del 31 de mayo de 2021, es posible que Google deba deducir hasta el 24% de sus ingresos totales en todo el mundo”.

Con esto se comienza un proceso a través del cual los creadores de contenido en cada lugar del mundo tendrán que adaptar su recepción de ingresos a sus estados fiscales, debido a que se deberá enviar documentos de alta en sistemas de fiscalización de cada región.

Así mismo, la plataforma hace énfasis en la necesidad de que los colaboradores envíen sus datos para poder hacer el ajuste de tasas de acuerdo a su desarrollo fiscal y en caso de no hacerlo esta tasa podría ser impositiva y predeterminada en la tasa de retención adicional individual más alta (24% de las ganancias totales en todo el mundo).

Acerca de Adrina Becerra

Previous post Descansa en paz “Cepillín”
Next post Regresa Clara Luz a las tendencias, la llaman “#LadyIncendios”
Close