¡Se cayó el cielo!

Tiempo de lectura aprox: 52 segundos

La Ciudad de México ha sufrido las consecuencias de las fuertes lluvias que se han registrado durante este mes de julio de 2023, provocando inundaciones, encharcamientos, caída de árboles y afectaciones en las vialidades. Algunas de las zonas más afectadas han sido el Anillo Periférico, Río San Joaquín, Legaria, Presa Salinillas y el Centro Histórico.

Según el Centro de Orientación Vial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), cientos de automóviles quedaron atrapados sobre el Periférico, pasando por Río San Joaquín, en el municipio de Naucalpan, Estado de México. La circulación se detuvo por completo debido a los severos encharcamientos que se formaron en esa vía. La misma situación se presentó en Periférico y Legaria, en el poniente de la ciudad.

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) activó la alerta amarilla y roja por la caída de lluvias intensas en diferentes demarcaciones. Hasta las 21:30 horas del 6 de julio, se habían atendido el 60 por ciento de los casos reportados, entre los que se incluyen árboles caídos, inundaciones y afectaciones en las vialidades.

Las lluvias también causaron estragos en otras zonas del Estado de México, así como en Puebla y Cuernavaca, donde se reportaron inundaciones en el Centro Histórico, la Avenida Nacional y la colonia San Cristóbal, respectivamente.

Se espera que las lluvias continúen durante este viernes 7 de julio, con posibilidad de caída de granizo. Se recomienda a la población tomar precauciones y evitar las zonas afectadas.

Fuentes: Radar Meteorológico – SACMEX (cdmx.gob.mx)

Artículos relacionados

Respuestas