Pulsa «Intro» para saltar al contenido

¡No se hagan bolas! Xóchitl va por la CDMX

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 26 segundos

¡Hola a todos!

Hoy quiero compartir con ustedes mi opinión sobre un tema que me parece muy importante y que a veces pasa desapercibido: las elecciones para jefe de gobierno de la Ciudad de México. Sé que muchos de ustedes están pendientes de las elecciones presidenciales, y con razón, porque son cruciales para el futuro del país. Pero no debemos olvidar que también tenemos que elegir a la persona que va a gobernar la capital, una de las ciudades más grandes y complejas del mundo.

¿Por qué es tan importante esta elección? Porque la Ciudad de México es el centro político, económico, cultural y social de México. Aquí se concentra el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial. Aquí se generan el 17% del PIB nacional y el 25% de los empleos formales. Aquí viven más de 9 millones de personas, con una diversidad enorme de orígenes, culturas, creencias e intereses. Aquí se enfrentan los mayores retos en materia de seguridad, movilidad, medio ambiente, desarrollo urbano, salud, educación y derechos humanos.

La persona que ocupe el cargo de jefe o jefa de gobierno tendrá que lidiar con todos estos temas, y muchos más, con una visión estratégica, una capacidad de gestión eficiente y una sensibilidad social. Tendrá que coordinarse con el gobierno federal, con los gobiernos estatales y municipales, con los organismos internacionales, con los sectores productivos, con las organizaciones civiles y con los ciudadanos. Tendrá que impulsar proyectos innovadores, resolver problemas urgentes y atender demandas históricas. Tendrá que rendir cuentas, transparentar su administración y combatir la corrupción.

No es una tarea fácil, ¿verdad? Por eso creo que debemos informarnos bien sobre las propuestas, los perfiles y las trayectorias de los candidatos y las candidatas que se postulan para este puesto. Debemos comparar sus planes de gobierno, sus equipos de trabajo, sus alianzas políticas y sus compromisos ciudadanos. Debemos participar activamente en el proceso electoral, ejerciendo nuestro derecho al voto y vigilando que se respete la legalidad y la equidad. Debemos exigir que se realicen debates públicos, que se difundan encuestas confiables, que se denuncien las irregularidades y que se sancionen las faltas.

Amigos y amigas, las elecciones para jefe de gobierno de la Ciudad de México son una oportunidad única para decidir el rumbo que queremos darle a nuestra ciudad. No dejemos que nos distraigan con otros temas o que nos confundan con falsas promesas. No permitamos que nos roben la esperanza o que nos quiten la voz. Hagamos valer nuestra opinión y nuestra voluntad.

¡Votemos por el mejor proyecto para la Ciudad de México!

 


Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *