Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Mitos y realidades relacionadas al mal aliento

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 52 segundos

Aunque existen diversas causas del mal aliento, la mayoría están relacionadas con la higiene bucal, por lo que 9 de cada 10 mexicanos tiene este problema también conocido como halitosis, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.1

El mal aliento es un problema común que puede afectar a personas de todas las edades, llegando a ser incómodo y tener un impacto negativo en las relaciones personales y la confianza.

Y es que, la principal causa del mal aliento es la acumulación de bacterias en la boca, especialmente en la superficie de la lengua y entre los dientes; estas bacterias descomponen los restos de alimentos y liberan compuestos volátiles de azufre, lo que provoca el característico mal olor.

Los síntomas comunes del mal aliento incluyen un aliento con olor fétido y persistente, un sabor desagradable en la boca, sequedad bucal, presencia de placa dental o acumulación de residuos en la lengua, y en algunos casos, una capa blanca o amarillenta en la parte posterior de la lengua.

Estos síntomas pueden generar incomodidad, afectar la confianza personal y las relaciones interpersonales, así como limitar la participación en actividades sociales debido al miedo al rechazo.

Por lo anterior, es común recurrir a diversos tips o trucos para evitar los síntomas y consecuencias que podría traer el mal aliento, por lo que TheraBreath, el único enjuague bucal que no disfraza sino combate el mal aliento hasta por 12 horas, te comparte algunos mitos y realidades sobre el mal aliento:

Mito: El mal aliento no tiene cura.

Realidad: En la mayoría de los casos, el mal aliento se puede tratar y controlar eficazmente identificando y abordando la causa subyacente.

Mito: El chicle o las mentas son suficientes para eliminar el mal aliento.

Realidad: Los chicles o las mentas pueden enmascarar temporalmente el mal aliento al estimular la producción de saliva, pero no solucionan la causa original de este padecimiento.

Mito: El mal aliento proviene solo de la boca.

Realidad: Aunque la mayoría de los casos de mal aliento se originan en la boca, también puede ser causado por problemas en el sistema respiratorio, como infecciones de los senos nasales o amígdalas, así como problemas digestivos, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Mito: Enjuagarse la boca con alcohol elimina el mal aliento.

Realidad: Los enjuagues bucales con alto contenido de alcohol pueden enmascarar temporalmente el mal aliento, pero también pueden resecar la boca y empeorar el problema a largo plazo.

Mito: Cualquier enjuague bucal elimina el mal aliento

Realidad: Si bien los enjuagues bucales pueden brindar una sensación temporal de frescura, no todos eliminan el mal aliento pues su fórmula no está basada en elementos naturales que combaten de forma eficiente las bacterias, TheraBreath a partir de su fórmula OXYD-8, que se deriva del clorito de sodio, una sustancia química usada de manera segura para la purificación del agua no esconde sino combate el mal aliento hasta por 12 horas.

Ahora ya lo sabes, para eliminar el mal aliento, es crucial mantener una buena higiene bucal que incluya cepillarse los dientes y la lengua al menos dos veces al día, así como complementar con el uso de irrigadores bucales y con un enjuague bucal antibacteriano como TheraBreath.

También es recomendable beber suficiente agua para mantener la boca hidratada así como evitar alimentos y bebidas que puedan causar mal aliento. Si los síntomas persisten, es aconsejable consultar a un dentista para una evaluación y un tratamiento adecuados.

 


Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *