¿Es necesario un test de microbiota intestinal?

Hoy es el Día Mundial de la Salud Digestiva. Por ello, expertos en gastroenterología del Hospital Houston Methodist nos aclaran si un test de microbioma intestinal es necesario, o no.

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 31 segundos

Has probado suplementos probióticos, has ajustado tu dieta para que contenga muchos alimentos prebióticos y has seguido todos los consejos para aliviar los malestares digestivos. Pero todavía estás lidiando con gases, hinchazón, diarrea o estreñimiento.

Ahora, has pensado en quizá hacerte una prueba de microbioma intestinal. Pero, ¿cuál es tu microbioma de todos modos? ¿Y realmente necesitas una prueba para eso?

¿Cuál es tu microbioma?

A menudo pensamos que las bacterias, los hongos y los virus son únicamente gérmenes que nos enferman. Pero, ¿sabías que tu cuerpo alberga billones de estos microorganismos?

Esta colección se denomina microbioma. En lugar de ser dañinos, estos microorganismos son beneficiosos. Al residir en varias áreas del cuerpo, desempeñan un papel crucial en su salud general, contribuyendo a procesos como la digestión, la función del sistema inmunológico y mucho más.

«La composición del microbioma, los tipos y la abundancia de microorganismos presentes, puede variar significativamente entre individuos», dice el Dr. Arvind Reddy, gastroenterólogo del Hospital Houston Methodist. «Esto es particularmente cierto para la composición del microbioma intestinal de una persona, que puede verse influenciada por factores como la dieta, el estilo de vida y el medio ambiente».

Los investigadores y los médicos han estudiado estas diferencias durante décadas. Si bien un microbioma «normal» favorece un intestino sano, uno desequilibrado está relacionado con varios problemas digestivos y enfermedades diversas.

«Cuando se alteran los tipos o cantidades de microorganismos intestinales, se conoce como disbiosis», explica el Dr. Reddy. «Esto puede interrumpir procesos importantes y contribuir a afecciones como el síndrome del intestino irritable (SII) y la enfermedad inflamatoria intestinal (EII)».

Es por eso que podrías estar considerando una prueba de microbioma intestinal. Pero, ¿estas pruebas realmente dicen algo sobre tu salud digestiva?

¿Cómo funciona una prueba de microbioma intestinal?

También llamadas pruebas de salud intestinal, una gran cantidad de pruebas caseras de microbioma intestinal están disponibles para su compra en estos días. Su participación en el proceso es rápida y sencilla: se envía una muestra de heces y a continuación, se utiliza una potente tecnología, llamada secuenciación, para evaluar los microorganismos presentes en las heces. Este paso es complejo y puede tardar algunas semanas.

«El resultado final es información sobre los diversos patrones de microorganismos que tiene una persona en su intestino», explica el Dr. Reddy. «Algunas empresas también cuantifican estos microorganismos, lo que proporciona un desglose de la población de los tipos específicos de bacterias y levaduras presentes».

Las compañías que cuentan con estas pruebas utilizan toda esta información para predecir si su composición es «normal» o no. Algunos incluso proporcionan una puntuación de salud intestinal, preparan cócteles probióticos o prebióticos personalizados basados en sus resultados y ofrecen otros productos de bienestar destinados a mantener el equilibrio adecuado de microorganismos.

Todo esto suena muy bien, especialmente si estás luchando con un problema digestivo, pero el Dr. Reddy dice que el primer paso en el camino hacia una mejor salud intestinal no es tan simple como realizar una de estas pruebas.

¿Deberías hacerte una prueba de microbioma intestinal?

Si bien las empresas pueden afirmar que el secreto para mantener un intestino sano implica saber la composición del microbioma, el Dr. Reddy advierte que el papel clínico de las pruebas actuales de microbioma intestinal es discutible. Ninguno ha sido validado por su utilidad en la evaluación de la salud intestinal general. Ninguno está aprobado po-r la FDA.

«En este momento, no parece haber suficiente evidencia para recomendar estas pruebas para el mantenimiento de la salud de rutina», afirma el Dr. Reddy. «Si bien estas pruebas parecen ser efectivas para mapear el microbioma intestinal, actualmente no existe un punto de referencia sobre cómo se ve un microbioma intestinal ‘normal’. Así que la pregunta es qué hacer con los resultados».

Como se mencionó, los microbiomas son muy variables, incluso los normales y saludables. Esto hace que sea increíblemente difícil definir los patrones o firmas que sugieren que un microbioma se ha desequilibrado. En este momento, esa información no está bien definida.

Además, los pasos en el hogar para corregir el desequilibrio del microbioma tampoco están establecidos. Por ejemplo, no se sabe si los suplementos probióticos realmente ayudan a mantener un intestino sano. Su papel en el tratamiento de los problemas digestivos suele ser aún menos claro.

«Actualmente se están llevando a cabo investigaciones para comprender mejor el microbioma intestinal, incluido el estudio de los efectos de alterarlo de ciertas maneras», agrega el Dr. Reddy. «Esperamos que esto nos brinde una mejor orientación y dirección en el futuro cercano».

Deja una respuesta

💜 Diabetes