Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Te invitamos a irte de “shopping ¡a tu clóset!”

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 16 segundos

La llegada del verano no sólo trae consigo nuevos bríos, sino también las ofertas de fin de temporada. Y sí, ya sabemos que eso de estrenar y dejarnos llevar por las ofertas es una gran tentación, sin embargo, antes de salir a buscar y gastar, te invitamos a irte de “shopping ¡a tu clóset!”.

De acuerdo con la Asesora en Imagen Personal, Liz Ballesteros, ¡el 80% del tiempo usamos únicamente el 20% de nuestro armario! ¿Puedes creerlo? Necesitamos, por lo tanto, convertir nuestro guardarropa en un aliado funcional. ¡Y el primer paso es hacer un “detox de clóset”!

Pero ¿qué es eso? Es un proceso en el que examinamos minuciosamente todas nuestras prendas, accesorios y calzado para:
1.-Poner orden y determinar cuáles son las piezas que realmente nos favorecen para lograr nuestras metas y objetivos, y cuáles nos hacen sentir bien. 2.-Deshacernos de aquello que ya no usamos, liberar espacio para tener mejor visibilidad de nuestra ropa y, de ser necesario, integrar prendas a nuestro favor.

“Un detox de clóset va más allá de limpiar y quitar el polvo en el área, es realizar una revisión consciente de qué prendas pueden ser nuestras aliadas, que van con nuestras actividades y planes. Da orden visual, pero principalmente mental y emocional, al liberar de apegos. Y claro, en consecuencia ayuda a poder realizar compras funcionales y a vestirte día a día con foco en tu estilo y objetivo actual”, señala la experta.

Cuando nuestro clóset está desordenado hace pensar que no tenemos “nada que ponernos”, y eso ocurre porque no se tiene claridad de si lo que hemos comprado sigue siendo útil, o nos sigue quedando, e incluso a veces no recordamos si ya contamos con algo y duplicamos innecesariamente.

Para Liz Ballesteros, “el clóset es el reflejo de la forma de vida”. ¿Qué tan ordenado se encuentra el tuyo? ¿tienes claro dónde está cada prenda? ¿o eres de las personas que terminan yendo a comprar porque a pesar de tener su clóset abarrotado nunca tienen “nada que ponerse”?

Y bien, ha llegado el momento de implementar este proceso de desintoxicación de tu armario (te recomendamos bloquear un día o un buen espacio de tu tiempo para hacerlo a conciencia y sin prisas). Te compartimos tres pasos que puedes seguir darle a tu guardarropa el refresh que se merece:

1.-Vacía tu armario
Saca todo lo que tienes, desempolva, limpia lo necesario. Es en este momento cuando te darás cuenta que no es verdad “que no tienes nada”. Percibe toda la inversión de tiempo, dinero y energía que ha representado todo lo que has adquirido. Ahora, es momento de la verdad. Separa por categoría (pantalones o faldas, abrigos, blusas o camisas, etc.), y pruébate las prendas, revisa si te quedan, si siguen siendo tu estilo, qué tan bien te sientes con ellas, etc.

2.-Divide y busca los amores verdaderos
Ahora, divide en tres montañas: “Me encanta” (me gusta, me queda bien, y lo uso con frecuencia); “Ya no es para mí” (no me queda, ya no es mi estilo, está desgastada o simplemente no me hace feliz); y “Tengo duda” (ojo, si estás dudando de esa prenda revisa bien si tiene una oportunidad de quedarse a tu lado, quizá hace falta sólo algún ajuste).

3.-Organiza y ponlo bonito
Ya que descartaste lo que ya no te funciona, revisa qué definitivamente es basura, está desgastado o roto, y qué es aquello que puedes vender o donar. ¡Ahora sí! Vamos con todo con aquello que decides quedarte, separa las prendas por temporada, acomódalo por categoría y por color. Ponle tu toque y acomódalo bonito, puedes utilizar cajas, ganchos del mismo estilo y color, tú decide lo que te hace feliz.

Esto también te permitirá hacer compras más inteligentes, al hacer una lista con las prendas y accesorios que has identificado que necesitas.

Un tip más es que al decidir con qué prendas quedarte, puedes fotografiarlas para tener un registro de tus pertenencias de manera digital y recurrir a él para tomar mejores decisiones, hagas compras funcionales y que tu shopping sea más certero y totalmente enfocado a sacar lo mejor de ti.

¡Felicidades! ¡Celebra y disfruta este momento, con tu renovado guardarropa!

 


Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *