Logra cometido asesino de Reforma 222

Todos a los días terminan relaciones sentimentales, a diario podemos ver personas despedirse de seres que amaron inmensamente y que sus caminos se han separado, ningún motivo es suficiente para sentirse con el poder de arrancar la vida de alguien.

Esta tarde en Reforma 222 se escucharon balazos, la reacción de la gente dentro de la plaza fue mandar whats apps , tuits y preguntar qué pasaba, imaginando que era un asalto.

Pocos minutos después, el movimiento de cuerpos de rescate y médicos entraban y salían, las tiendas fueron cerrando una a una y se ven dos cuerpos salir de la tienda Nine West, rápidamente se descartó el tema del robo y se habla de un móvil “pasional” .

Un hombre entró a la tienda y enfrentó a su ex pareja para encararla y luego de una acalorada discusión, el hombre le dejó tres impactos de bala.

Las indagatorias revelan que la pareja estaba en medio de una batalla por la custodia de su hija, algunos testigos declararon que la mujer se encontraba inquieta ante amenazas de su ex pareja ( quien ahora se sabe es ex convicto ) y los resultados hoy son irreparables.

La mujer de 27 años falleció hace unas horas, en tanto su agresor, se mantiene en estado grave y con vigilancia, pues en caso de sobrevivir a su intento de suicidio, será consignado a las autoridades por cargos de homicidio.

Las causas de estos actos, no tienen ninguna justificación, han dejado a una menor huérfana y enfrentando un futuro incierto, los calificativos de siempre cuestan la vida de una mujer.

Por internet circula una nota en la que el hoy homicida califica a su mujer de “puta”, el arma con la que fue atacada y lamentables imágenes de la escena del crimen, re victimizando a la mujer y a sus familiares.

Sumamos una mujer más a las estadística que parecen no importarle a nadie, que seguramente enardecerá la guerra que existe entre sexos, en una lucha entre feministas y machistas, en un duelo que sigue costando vidas y que urge tenga frenos.

Recientemente se hicieron modificaciones en el sistema judicial, que arrojaron a gente que pagaba penas importantes en prisión a la calle, aún cuando la violencia cotidiana, de género, los asaltos, los asesinatos en transporte, los “justicieros”, las violaciones y más delitos dejaron de ser graves y se están volviendo parte de nuestro día a día.

Desde esta redacción esperamos que las autoridades consideren las medidas necesarias y tomen verdaderas cartas en el asunto para regresar la tranquilidad a los pobladores de este país.